Mar de Aguas

Cada vez buscamos nuevos rincones para evadirnos de la rutina, y el mar es siempre fuente de inspiración para cualquier expresión artistica. El sonido de las olas y el susurro de los cantos hacen que nos olvidemos por un momento del mundanal ruido.

 

 Picha en las fotos para verlas en grande.

 

Amanece. El Sol asoma por el horizonte, sus rayos acarician el agua y las nubes. La calma es la dueña del mar, sólo rota por los vuelos rasos de las madrugadoras gaviotas pescandopequeños peces para su desayuno.

 

 

La brisa hace despestar al mar. Las olas van y vienen en un armonico y constante baile. El azul se viste de un verde terroso, y las olas rompen desquiciadas contra las rocas, adornandolo todo con un manto de espuma blanco.

 

 

En ti estás todo, mar, y sin embargo,
¡qué sin ti estás, qué solo,
qué lejos, siempre, de ti mismo!
Abierto en mil heridas, cada instante,
cual mi frente,
tus olas van, como mis pensamientos,
y vienen, van y vienen,
besándose, apartándose,
en un eterno conocerse,
mar, y desconocerse.
Eres tú, y no lo sabes,
tu corazón te late y no lo siente…
¡Qué plenitud de soledad, mar sólo!

(Juan Ramón Jiménez)

Seguir leyendo Mar de Aguas

La Galiana

Otra aventura fotográfica nos llevo a Soria junto al Grupo Espeleológico Niphargus. Visitamos la Cueva de La Galiana baja, cerrada por el vandalismos de la gente y para su conservación, solo puede visitarse por medio de la empresa SoriaAventura, que la gestiona Ruben, uno de los socios que nos acompañó  para fotografiarla.

La cueva se encuentra en el mismo cañón de Rio Lobos, junto al nacimiento del rio Ucero y muy próxima a la carretera. En la entrada, la reja impide el paso  si no se va acompañado de la empresa que lo gestiona. La travesía es corta, y en un par de horas se debería hacer en condiciones normales, pero la gran cantidad de formaciones (estalactitas, estalagmitas, gours, coladas…) nos permiten que podamos pasar el día entero disfrutando de sus rincones.

 

 Pincha en las fotos para verlas en grande.

El recorrido comienza con techos altos y galerías anchas, hasta que poco a poco los bloques de piedra van ocupando nuestro camino. Al primer lugar al que accedemos es la Sala del Dormitorio, una sala invadida por las grandes rocas. El recorrido continua hasta la Sala del Lago, en la que se empiezan a encontrar las formaciones subterráneas típicas de estalactitas y estalagmitas. Seguidamente accedemos a la Sala de los Gours, con pequeñas pozas de agua cristalina. Y para finalizar llegamos a la joya de la cueva, la Sala del Bosque con una alturade 15 metros y donde sus formaciones nos hacen sentirnos diminutos.

 Puedes ver el resto de fotos pinchado el banner.

espeleofotocom

Seguir leyendo La Galiana