Mar de Aguas

Cada vez buscamos nuevos rincones para evadirnos de la rutina, y el mar es siempre fuente de inspiración para cualquier expresión artistica. El sonido de las olas y el susurro de los cantos hacen que nos olvidemos por un momento del mundanal ruido.

 

 Picha en las fotos para verlas en grande.

 

Amanece. El Sol asoma por el horizonte, sus rayos acarician el agua y las nubes. La calma es la dueña del mar, sólo rota por los vuelos rasos de las madrugadoras gaviotas pescandopequeños peces para su desayuno.

 

 

La brisa hace despestar al mar. Las olas van y vienen en un armonico y constante baile. El azul se viste de un verde terroso, y las olas rompen desquiciadas contra las rocas, adornandolo todo con un manto de espuma blanco.

 

 

En ti estás todo, mar, y sin embargo,
¡qué sin ti estás, qué solo,
qué lejos, siempre, de ti mismo!
Abierto en mil heridas, cada instante,
cual mi frente,
tus olas van, como mis pensamientos,
y vienen, van y vienen,
besándose, apartándose,
en un eterno conocerse,
mar, y desconocerse.
Eres tú, y no lo sabes,
tu corazón te late y no lo siente…
¡Qué plenitud de soledad, mar sólo!

(Juan Ramón Jiménez)

TODAS LAS FOTOS SON PROPIEDAD DEL AUTOR

 

9 comentarios sobre “Mar de Aguas”

  1. Espectacular, enhorabuena y gracias por compartirlo porque llega al alma, tanto la imagen como el texto. Quiero ser como tú de mayor… 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.