1. Introducción

 Desde hace ya algún tiempo, y siempre que me es posible, todos los meses intento buscar la mejor localización para poder fotografiar la Luna llena entre las 4 Torres de Madrid. “Hechizo de Luna“, es como titulé en mi web, la primera vez que pude inmortalizar esa instantánea que tenia en mi cabeza desde hace tiempo. Fue por el año 2011. Ese año, año coincidió con el paso de la luna por el perigeo (punto de la órbita lunar más cercano a la Tierra), por lo que la distancia entre la Tierra y la Luna es menor y la Luna no se podría ver tan cerca hasta dentro dentro de 19 años. Fotografiar la luna llena es un placer para los sentidos.

 

2. Consejos previos

La mayoría de veces que quiero fotografiar la luna llena , utilizo un teleobjetivo 100-400 que me permite realizar diferentes encuadres. La distancia en donde nos encontremos con referencia a las Torres influirá en el tamaño de la Luna llena, es decir, si nos encontramos, muy cerca de las torres (menos de 5km), y dependiendo de la lente que utilicemos, la Luna saldrá muy pequeña, con lo que no conseguiremos nuestro objetivo. Yo aconsejo utilizar un teleobjetivo por encima de 300mm si queremos fotografiar la luna llena en condiciones.

Aparte de esto necesitaremos un trípode estable (esta oferta ahora mismo está genial ya que nos incluye, aparte de uno de los trípodes más versátiles del momento, una rotula de regalo) y un mando disparador (si aun no tenéis, os recomiendo este disparador remoto (chequear la conexión con vuestro modelo de cámara) pero es una pasada, barato y muy fiable. Yo me compré dos en su momento, por si de viaje uno se me caía al agua o lo perdía. Imprescindible para largas exposiciones). Y si no se dispone del mando (por lo que valen deberías pedirlo yaaaa!!!), podemos utilizar el temporizador de nuestra cámara y ajustarla en el modo temporizador. Quizá no sea la mejor manera de configurar la cámara para fotografiar la luna llena pero puede valernos.

Hay que tener en cuenta que la Luna llena al 100% ocurre cada 29,5 días, pero no es necesario realizar la foto justo ese día, también podemos aprovechar el día antes o después para fotografiar la luna llena. No hace falta que la luna sea llena para realizar este tipo de fotografía.

 

3. Planificación y Localización

Fotografiar la Luna llena no es como fotografiar el sol, que más o menos sale todos los días por el mismo sitio y con el mismo horario, su variación de posición de un día a otro es muy grande, por lo que deberemos usar un programa gratuito, como The Photographer’s Ephemeris (TPE) que ahora está disponible para usar en versión online, y es gratuita, para que nos ayude a saber cual es el mejor día, y a la mejor hora para fotografiar la Luna llena entre las Torres, o cualquier otro motivo que nosotros deseemos.

El programa TPE, es muy fácil de utilizar, y determina cual es la posición del sol y la luna, y nos dice que zona del paisaje es por donde saldrán y se ocultaran. Lo primero que tenemos que conocer es el calendario Lunar, y en concreto el día que queremos realizar la foto. Normalmente una vez al mes tendremos luna llena. En el TPE, seleccionamos desde el calendario de la parte inferior derecha el día elegido, y verificamos el estado de la luna, que indique “Full Moon”, o al menos que este al 99%.

 

En la parte inferior podemos visualizar la evolución de la trayectoria del sol y de la luna a lo largo del tiempo. Además, si desplazamos la flechita del horario que está debajo del gráfico, en el mapa nos indicará con una linea gris claro, el trazado de la dirección de la Luna, e incluso su elevación sobre el horizonte.

En el mapa debemos marcar con los iconos de arriba a la derecha la posición desde la que haremos la foto (icono rojo) y la posición del objeto a fotografiar (icono gris). De esa manera nos aparecerán dos indicadores uno Rojo que nos indicará nuestra posición donde haremos la foto, y otro indicador en gris mas pequeño, que será el motivo de interés, que queremos fotografiar, y en nuestro caso las 4 Torres.

Ponemos el indicador gris justo en medio de las 4 Torres, y luego buscamos el lugar mas adecuado y lejano para colocar el indicador en rojo, de tal manera que la linea azul clarita que sale desde nuestro indicador, se sitúe lo más posible encima de la línea gris, que es la que llega donde la hemos situado en medio de las 4 Torres. Pero es mejor colocar la linea gris clarita justo pegada a a la primera torre de la izquierda  que es por donde empezara  salir la Luna por el horizonte, de tal manera que cuando se eleve, la podamos encontrar en el centro de las 4 Torres.

Puedo usar la propia aplicación TPE para visualizar en Street view  la zona con mi indicador en rojo, y verifico, si es accesible o no, y que no sea ninguna vivienda o finca privada. Utilizo la opción de “street view”, para poder ver que posibilidades tiene el sitio, sin tener que acercarme a lugar localizado.

 Unos días antes, voy a lugar seleccionado, y verifico que es el correcto, y que se divisan bien las torres, sin cables de alta tensión, ni edificios entre medias.

Es muy importante que revisemos la previsión del tiempo, durante los días previos al día que vayamos a ir, e incluso el mismo día. En caso de que existan fuertes precipitaciones, o veamos que el cielo está muy cubierto el mismo día de la salida, deberemos suspenderla, e intentarlo otro día (pero con nueva localización).

 4. Fotografiar la luna llena

 Para fotografiar la luna llena es aconsejable que vayamos a nuestra localización, al menos con tiempos suficiente, para poder elegir bien el encuadre y realizar pruebas.

Tenemos que tenerlo todo preparado, ya que en el momento en el que sale la Luna, disponemos de muy pocos minutos para realizar nuestra ansiada fotografía. Aunque no lo creamos, la luna se mueve muy deprisa, y hay que aprovechar su hora dorada, que es aquella en la que la luna tiene un color menos brillante y mas anaranjado. Una vez que la Luna se sitúa sobre las Torres, y si el día está despejado de nubes, está cogerá demasiada luminosidad, y será complicado obtener buenos resultados.

Una vez seleccionado nuestro encuadre, debemos poner una velocidad no muy lenta (por encima de 1/125 seg. es lo ideal) para que la luna no nos salga movida, y así obtener el máximo detalle  de la luna llena. Aunque no debemos tomarlo como una regla, ya que yo he realizado fotos con 1 y 2 seg. de exposición, pero dependerá de la situación en la que se encuentre la luna, o lo que queramos conseguir. Con respecto al diafragma, lo aconsejable es utilizar un f8 para obtener mayor detalle, pero esto dependerá del del ISO de nuestra cámara, en la que partiremos de un ISO 200. Seguramente que luego tendremos que bajar a 5.6 y poner un ISO mas alto, hasta 800 y 1600 para obtener unos buenos resultados.

  • Haremos siempre una medición puntual a la luna, para que no nos salga quemada.
  • Para enfocar, lo haremos en modo manual, y a ser posible utilizaremos el LiveView de nuestra cámara para poder conseguir mejor resultado.
  • También aconsejo levantar el espejo de la cámara, para evitar posibles trepidaciones, y por su puesto utilizar el mando disparador (o temporizador de la cámara).
  • La temperatura de color la dejaremos en Automático, y por su puesto revisar que tiramos en RAW.

 Y otro factor a tener en cuenta a la hora de fotografiar la luna llena, es el viento, ya que cualquier ligera brisa nos puede trepidar la foto.

Es importante ir revisando las fotos según las vamos haciendo y realizar los ajustes oportunos, ya que la luna va cambiando su iluminación y color desde que sale hasta que va tomando altura.

 5. Procesado

Con respecto al procesado, tras fotografiar la luna llena, es muy sencillo en estos casos, y dependerá mucho de que se haya realizado una buena medición de la luna. Si nos sale muy quemada, no podremos recuperar detalle alguno de la luna.

 Sobre el RAW, trabajamos en LightRoom , aplicamos los siguientes ajustes:
  • Bajamos las altas luces
  • Bajamos los negros
  • y aumentamos la presencia de Claridad
Una vez realizados los cambios, lo llevamos a Photoshop, y realizamos otros pequeños ajustes como son aumento de brillo y contraste, y máscara de enfoque para subir a la web. En este punto, es recomendable utilizar máscaras de luminosidad para realizar el procesado de la fotografía de la luna. ¿Porque? pues porque es uno de esos ejemplos en los que la diferencia de luminosidad entre la luna y el resto de la imagen nos va a permitir seleccionar en un solo click la zona que nos interese. Fácil y sencillo, una vez seleccionado podremos realizar cualquier ajuste que queramos en la luna sin ningún problema. Si tienes dudas de qué son las máscaras de luminosidad, echa un ojo aquí, donde te explico como usarlas en un videotutorial esencial!!!

Deja un comentario